domingo, 30 de mayo de 2010

LONDON


Ayer Londres amaneció haciendo honor a su fama, fría, gris y lluviosa, no paró de caer una garúa finita que mojaba pero no molestaba.  Llegó Ale, el mismo vuelo, los mismos horarios. Lo fuimos a buscar a St. Pancras y de ahí a casa a comer y descansar un poco. Por la tarde nos fuimos en tube hasta Oxford Circus para que Ale viera algo de la city antes de irnos a dormir. Por lo visto hoy será un día con menos lluvia, así que nos iremos a hacer un poco de turismo por ahí y sacarnos las típicas fotos de los turistas como corresponde y manda la tradición. Llevo solo una semana en esta ciudad maravillosa pero puedo decir sin lugar a dudas que me enamoró desde el comienzo, ya me gustaba sin conocerla y el estár aquí solo me ha servido para confirmar lo que ya sabía.
Cheers.

(Camino hacia Victoria lane en Highbury & Islington Station)
Se ha producido un error en este gadget.